Utilizamos cookies y otras tecnologías de rastreo para poder ofrecer nuestros servicios, mejorar su rendimiento y funcionalidad, analizar el uso de nuestros productos y servicios, y brindar asistencia acerca de nuestras actividades de publicidad y marketing.

Política de cookies   Aviso sobre privacidad

Creatividad para encontrarse y conectarse con la obra: chatarra convertida en arte con soldadura

Por Johanna de Luca | 10/diciembre/2018

Por: Johanna De Luca

Contanos: ¿hace cuánto que soldás?

Mi madre siempre me aconsejó que estudiara y mi padre siempre me decía que es mejor tener un oficio, así que a los 14 años me dieron la posibilidad de trabajar en un taller metalúrgico de zona sur haciendo trabajos menores (ayudaba con el desayuno y el almuerzo, hacia mandados y limpieza) y por la noche estudiaba. Con el tiempo fui aprendiendo los trabajos que se realizaban en el taller.

A los 17 años ya ayudaba en la dobladora de tubos, al trazador, al cañista, al oxigenista, sabía puntear y hacer trabajos menores en soldadura.

A los 18 años me efectivizaron y me enfoqué 100% en la soldadura y año a año pude capacitarme y aprender gracias a la generosidad de muchos soldadores muy experimentados que en cada obra me ayudaban a progresar y mejorar mi mano de obra.

Siempre trabajé en fabricación, montaje y reparación de calderas y equipos de alta presión (refinerías, papeleras, etc.) desde Tierra del Fuego hasta Salta, este hermoso oficio me permitió recorrer el país.

Me costó mucho aprender y capacitarme, todo lo que me motivó fue el amor al oficio y siempre pensar en mi familia…porque si la familia te apoya, se hace más fácil lograr un objetivo.


¿Cómo hiciste para ejercer tu oficio y trasladarlo a la parte personal con objetos que son de diseño y que no tienen nada que ver con una caldera?

Esto del arte me acompaño siempre…con lo que más sabia trabajar era con hierro…entonces lo hermané. Yo me enfoco mucho en mi gusto y en lo que me gusta hacer. No tengo estudios en arte, mi obra no la puedo sostener con palabras académicas de arte. Lo mío es lo que es y lo que se ve.


¿Cómo hacés para elegir lo que vas a armar?

Siempre recibo pedidos, me gusta que me den alguna idea pero también que yo pueda crear. Ahora hice el logo de ESAB interpretando el logo en sí mismo pero poniéndole de mi impronta.

Trabajar con chatarra y con hierro es una libertad enorme. No podría hacer dos esculturas iguales, es imposible, porque son distintas chatarras, distintos hierros, distintos momentos. No es lo mismo que un cuadro o una escultura en mármol o arcilla, en donde tenés que hacer un caballo y siempre va a ser un caballo quizás en distintas posiciones… lo mío tiene un recorrido visual: nunca voy a poder tener la misma chatarra en distintas figuras. Desde la parte artística, siempre que me piden una escultura, me piden también una miniatura, un boceto, y no lo puedo hacer porque no hay chatarra tan chiquitita, y si lo hago, jamás va a ser igual a grande. Puedo llegar a dibujarla pero no puedo mostrar cómo va a ser realmente.


¿Y por qué trabajás con chatarra? ¿Qué te llevo a decir "hay materiales que están sobrando, los voy a incorporar para hacer estas esculturas"?

Yo creo que forma parte de la libertad. Uno se conecta mucho cuando hace algo con chatarra. Un día estaba haciendo una obra en la ex ESMA de Capital. Estaba haciendo a San Martin con el caballo en tamaño real. Había una montaña de chatarra y yo buscaba ahí. Me acuerdo que chicos de la Facultad de arte y me decían: "yo no entiendo por qué venís a buscar acá…la chatarra que esta acá también está allá". Mi respuesta fue: "en estas 3 toneladas de chatarra hay un caballo y yo lo estoy armando, las piezas están, tienen que encajar". A veces las personas me dicen "podés poner cualquier pieza" pero la realidad es que no…vos te das cuenta cuando vas poniendo las piezas cómo encajan perfectamente. Es esa libertad de encontrarte y conectarte con la obra.


¿Qué procesos de soldadura usas para hacer tus obras?

Cuando las obras son de tamaño medio (50 o 60 cm) uso TIG. Combino cobre, bronce y acero inoxidable. Tengo una técnica que puedo ir calentando la chapa con TIG, ya establecí un modo de trabajo. Las figuras grandes las hago con electrodos revestidos porque es más práctico y por el consumo que requieren.


¿Qué es lo primero que se te viene al a cabeza cuando pensás en ESAB?

En mi oficio son primera marca. Estoy 100% involucrado en la industria pesada, en trabajos de calidad en alta presión y todas las empresas que recorrí de alta gama tienen maquinas ESAB y electrodos Conarco. Yo siempre uso la careta Sentinel. Me acuerdo que a los dos días que la recibí me metí en una cañería en donde los caños me pasaban por delante de la cara…y obviamente no podía levantarme la careta…y con la Sentinel siempre tuve la careta puesta, amolaba y soldaba, y terminé el trabajo entero en poco tiempo. La seguridad que me da en mi trabajo es increíble. Todas las veces que me acerqué a la Fundación hacer cursos me sentí súper escuchado. Además, el Servicio de Post Venta que tiene ESAB es el mejor. En eso también hay que "sacarse el sobrero", no tiene comparación.


Sebastian Folko Sebastian Folko Sebastian Folko Sebastian Folko

Sebastian Folko Sebastian Folko



Entrevistadora: Johanna De Luca

Fotografías: Johanna De Luca y archivo personal de Sebastián Troncoso


Facebook: @folckoart

Instagram: @folco_sebastian

x

Distribuidores más cercanos

x

x

Loading..