Utilizamos cookies y otras tecnologías de rastreo para poder ofrecer nuestros servicios, mejorar su rendimiento y funcionalidad, analizar el uso de nuestros productos y servicios, y brindar asistencia acerca de nuestras actividades de publicidad y marketing.

Política de cookies   Aviso sobre privacidad

Conozca más de las nuevas influenciadoras ESAB

30/octubre/2019

Mola¿Cómo empezó MOLA?

Rocío: “Lo recontra recordamos… en febrero del 2020 van hacer 5 años de la primera vez que nos acercamos a una soldadora. En ese momento en realidad yo estaba terminando mi tesis de arquitectura, y Sofia ya se había recibido unos años antes, había estado de viaje y ambas estábamos por ahí, nos faltaba algo un poco más allá de lo prometedor que tenían nuestras carreras, solamente con el diseño era como que nos quedaba un vacío... y siempre nos gustó hacer esa parte del proceso de creación y siempre tuvimos buena onda para hacer cualquier cosa, como pintar una pared.

Teníamos una amiga en común que venía de la rama de las bellas artes, de la escultura, y nos dijo: “chicas, ¿quieren aprender a soldar?”. Conocimos a Ale que nos abrió la puerta de su casa, no le había enseñado a soldar nunca a nadie, ni si quiera a sus hijos… él tenía una parte súper artística, tenía un taller armado y nos enseñó… nos dijo: “mañana cómprense una careta, vengan con un jean y vamos hacer algo que reúna todo lo que implica la soldadura como la herrería” y entonces decidimos hacer una parrillita plegable. Y así empezó MOLA, como algo cero estructurado, pensado no para hacer negocios… y con el tiempo decimos que fue un hobby que se convirtió en un emprendimiento. MOLA lo fue armando el cliente, porque esta fusión de lo técnico de nuestras carreras y lo artesanal o el arte que te da un oficio generó un mercado que demandaba ese servicio, ese producto”

¿Por qué el nombre MOLA?

Sofía: “No sé cuánto tiempo pasó de que aprendimos a soldar hasta que pusimos un nombre… de un deseo, surgió un hobby que terminó siendo un emprendimiento, entonces dijimos hay que ponernos un nombre y queríamos un nombre cortito…

Hicimos la parrillita y nuestras familias y vecinos, se enteraron… entonces el tío de una amiga nos preguntó si nos animábamos hacer unas barras y unas banquetas… y si nos animamos hacer una parrillita…. ¡por qué no nos íbamos animar hacer eso! y desde ese momento la demanda nunca frenó; ya teníamos clientes y no sabíamos cómo presupuestar.

Además nos encanta sacar fotos artísticas, no como una foto del estilo “vendo parrilla”. Al principio abrimos un perfil para subir fotos, de hecho pasaron como 3 años y la gente decía: “chicas, ¿venden los productos?, porque su perfil parece como un catalogo de fotos”, hasta el día de hoy sigue pasando”

¿Qué productos hacen hoy y qué tipo de proceso de soldadura usan en sus proyectos?

Rocío: “El primer segmento son los MOCLASICOS que son productos estandarizados de MOLA, por ejemplo el perchero rama, las lámparas… son productos estandarizados en colores y medidas. Los MOLAMEDIDAS son proyectos personalizados, que son nuestro fuerte, con un proceso más complejo y avanzado, como documentación en AutoCAD e imagen en 3D. Y por último los MOLANICOS EXCLUSIVOS, que son piezas de arte que surgen en momentos de inspiración en el taller.

Con respecto a los procesos de soldadura aprendimos con electrodos y a los 2 años aprendimos con MIG.

¿Qué es lo que más las motiva al soldar?

Rocío: “en lo personal fue tan sorprendente el hecho de vernos y tener ese miedo e inseguridad de decir “dejamos nuestras carreras y nos dedicamos a esto que era como lanzarnos”. A mi me enamoró la versatilidad que tenés, el oficio te permite todo, no hay límites. A nivel personal es como ‘si pudimos trabajar el hierro, podemos todo’. Está también presente el proceso de llevar una idea a lo material, es un proceso que se puede enseñar y transmitir en cualquier material y en cualquier rama del arte; el hierro fue el puntapié y lo amamos y no lo vamos a dejar nunca”.

¿Cómo se sienten al saber que son personas conocidas siendo mujeres y emprendedoras?

Sofia: “es re loco lo que nos pasa, nos sorprendemos cada día más, porque es como decía Ro, nos mandamos aprender a soldar casi sin pensarlo tanto….Todas mis barreras y miedos a superar eran las herramientas, me daba mucho miedo hasta en enchufar algo. Cuando íbamos a comprar hierro, sorprendíamos porque eran todos hombres en cada ambiente que íbamos, pero siempre la mejor. Luego con la viralización del video que nos hicieron, nos empezó a conocer mucha más gente, mujeres y gente de otros lados, y empezamos a tomar dimensión del lugar que tenemos, del impacto social que hubo y hay”

Rocío: “el afuera fue lo que nos mostró esa ruptura de esquemas, ese ‘empoderar a la mujer’ que nos da una identidad super fuerte: entonces MOLA no es son dos mujeres haciendo herrería, es magia del proceso MOLANICO es la manera en la que hacemos, eso es lo que llega. Sentimos que no hace falta decir mucho, en esto de la presentación, decidimos que yo tenía que estar con mameluco porque esa soy yo más que el vestidito con tacos. Llama la atención, pero no tuve que decir ‘yo como mujer sufrí un montón a mí me costó’… es decir, el mejor ejemplo es mostrarte natural”.

¿Qué consejos le darían a los que quieren empezar con el mundo de la soldadura?

Rocío: “primero escuchar muy adentro lo que te pasa, y más allá de eso que es muy romántico, el hecho de tratar la no-estructura sirve mucho, porque por no haberme estructurado llegué a un lugar increíble. La soldadura tiene todo, no hay limites para crear, es infinita”.

¿Qué consejos le darían a las mujeres que recién comienzan pero están en un contexto social que no las ayuda?

Rocío: “es como cuando te enamorás de alguien y te lo negás… si tenés algo muy en claro y te late adentro hay cosas que no se piensan… entonces para esas mujeres que mueren por hacerlo y no pueden, mi ayuda seria: ‘si realmente lo querés… ¿qué tan imposible es?’. A veces hay que perder a otro en “hago lo que siento”. ¡Si realmente lo queres, lo haces!

¿Cuál es tu proceso de soldadura favorito?

Rocío: MIG… estuvimos 2 años y medio soldando con electrodos, pero teníamos la MIG… la mirábamos con amor pero soldábamos con electrodos.

 

SofiaROCÍO

¿Un hobby?

“Mi vida es MOLA, mi hobby está dentro de ahí, MOLA es tan amplio, mi hobby es transformar algo, es hacer algo que me haga bien, no tengo uno, tengo un millón”

¿Tenes algún equipo ESAB que sea tu preferido?

“¡Sí! Nuestra soldadora… la ConArcoMig 200i”

¿Cuál es tu libro favorito?

“Un libro que se llama ‘La Magia’”

 

RocioSOFIA

¿Qué es lo que más te gusta de solar?

“El proceso… nunca pensé la pregunta… creo que me encanta ver la unión del hierro me fascina”.

¿Algún pasatiempo, hobby?

“Está dentro de MOLA, el transformar algo”

¿Tu película favorita?

“La vida es bella”

 

 

MOLA en INSTAGRAM

x

Distribuidores más cercanos

x

x

Loading..